sábado, 12 de diciembre de 2015

El Camino atemporal del Héroe


La experiencia de convertirnos en nuestra mejor versión


Voy a proponerte a ti, que me estás leyendo, una metáfora para introducirte en una experiencia atemporal llamada el Camino o Viaje del Héroe: Imagina una mina de carbón; entras en ella, abriéndote paso en la oscuridad, hasta llegar a donde te lleva una luz, tenue al principio, más brillante a medida que te acercas... ¡bella y resplandeciente cuando al fin te encuentras frente a ella! Es un brillante diamante, el tesoro de tu autenticidad, el don que te hace único, y con el cual sales, con tus manos repletas de ellos, a la luz del sol, para iluminar las noches oscuras del mundo que dejaste atrás.




Esta metáfora nos habla directamente al alma y al corazón, como hacen todas las metáforas, y lo hace a través de nuestra intuición, función que gestiona el hemisferio derecho del cerebro.
De la misma manera que el carbón acaba por transformarse en diamante, tras un proceso que dura miles de años, nuestra personalidad, tímido vehículo de expresión de nuestra verdadera humanidad, se transforma en un espejo brillante que refleja todo nuestro potencial como seres humanos hecho realidad.
Para ello hemos de realizar un proceso de limpieza de todos los condicionamientos, mentiras y “debes” que nos encadenan a ser solamente personas “socialmente correctas”, mediocres, y perfectamente adaptadas a un paradigma social que exalta el conformismo y niega lo mejor de nosotros mismos.




Una semilla, destinada a dar nacimiento a un gran árbol, de tronco alto y recio, y ramas amplias y frondosas, plantada en una pequeña bandeja y regado con una cantidad de agua equivalente, manipulado para que no sobrepase su pequeño tamaño, dará lugar a un pequeño bonsai. ¡Y esto es también una metáfora de lo que nos sucede a nosotros!




Revertir este proceso y reconquistar nuestra verdadera grandeza como seres humanos es ponerse en marcha y recorrer el Camino del Héroe.
La mitología universal recoge un sinfín de historias épicas cuyos protagonistas son héroes y heroínas que se enfrentan a desafíos aparentemente imposibles, superándolos con valentía, inteligencia y determinación, y sirviéndonos en última instancia -pues ese es su propósito- como ejemplo para todos nosotros.

"El camino común de la aventura mitológica del héroe es la magnificación de la fórmula representada en los ritos de iniciación: Separación; Iniciación; Retorno, que recibe el nombre de Mito Universal del Héroe.
El héroe inicia su aventura en el mundo de todos los días hacia una región de prodigios sobrenaturales, se enfrenta con fuerzas fabulosas, y gana una victoria decisiva; el héroe regresa de su misteriosa aventura con la fuerza de otorgar dones a sus hermanos.”

Joseph Campbell, de su obra el héroe de las mil caras (1959)

Abandonamos el mundo ordinario, es decir, nuestra zona de seguridad o de comodidad, para adentrarnos en el mundo mágico donde todo es posible; se trata de la zona de incertidumbre y aprendizaje, en la cual descubriremos todo el potencial y las capacidades que permanecen latentes en nuestro interior.
Para conseguirlo habremos de enfrentarnos a nuestros condicionamientos, y con ellos también a nuestros miedos, que aparecen precisamente cuando intentamos ir más allá los límites que hemos aprendido durante nuestra vida.




Y aún hemos de hacer frente a algo más... En lo más profundo de nuestro mundo interior nos aguarda pacientemente aquello que hemos rechazado de nosotros mismos; rasgos de carácter, talentos, anhelos, sueños largo tiempo olvidados, dolores que hemos ocultado para que no salgan a la luz, todo aquello que nos avergüenza... Y esto tiene un nombre: Nuestra Sombra.




Reconocerla como parte nuestra y convertirla en una valiosa aliada para superar los desafíos de nuestra vida parte de la experiencia, y de ello trato en otros artículos:

¡Y aquí es donde surge la figura del héroe! Aquel que se enfrenta a sus mayores miedos, a obstáculos aparentemente insuperables, y a límites que nunca antes había roto, triunfando sobre ellos, es el héroe de esta magnífica aventura que es su propia vida.

"Ser héroe consiste en ser uno, uno mismo. Si nos resistimos a que la herencia, a que lo circunstante, nos impongan unas acciones determinadas, es que buscamos asentar en nosotros, y sólo en nosotros, el origen de nuestros actos,
Cuando el héroe quiere, no son los antepasados en él o los usos del presente quienes quieren, sino él mismo. Y este querer él ser él mismo es la heroicidad.”

José Ortega y Gasset, meditaciones del Quijote (1914)





Puedes saber más sobre el sentido y el significado de ser héroe leyendo estos posts:

Finalmente regresa a su vida cotidiana, pero la persona que lo hace no es la misma que se fue un tiempo atrás; tiene una mirada diferente, camina de otra manera, es más firme y decidido, y al mismo tiempo más paciente y tolerante con aquello que anteriormente le hacía enfadar; sus sueños son ahora realidades en proceso de manifestación, no meras ideas que caen que se permite que caigan en el olvido. En definitiva, transmite una energía diferente, más positiva y poderosa.
Y con ella contribuye a mejorar el mundo al cual acaba de volver. Y así es como se cierra el círculo del Camino del Héroe. Su recorrido comprende doce pasos, desde el comienzo en el mundo de cada día, hasta el regreso a éste llevando un don para compartir con él, pasando por todos los desafíos del viaje de ida y retorno. 
 





Aquí puedes leer uno a uno sobre los Doce Pasos del Camino del Héroe:

Y todos aquellos que han vivido la experiencia antes que nosotros han dejado señales a lo largo del camino para que no nos perdamos y lleguemos con bien hasta el final, cumpliendo con el objetivo de rescatar nuestra autenticidad, nuestro potencial y nuestro legítimo poder.

"Por lo demás, ni siquiera tenemos que aventurarnos solos, pues los héroes de todos los tiempos lo han hecho antes que nosotros. El laberinto es exhaustivamente conocido.
Sólo debemos seguir la huella del paso del héroe, y donde habíamos pensado hallar una abominación, encontraremos un dios. Y donde habíamos pensado matar a otro, nos mataremos a nosotros mismos. Donde habíamos pensado viajar hacia el exterior, llegaremos al centro de nuestra propia existencia. Y donde habíamos creído estar solos, estaremos con todo el mundo.”

Joseph Campbell, divulgador del arquetipo del héroe universal





  
Y llegados a este punto, me gustaría hacerte tres preguntas, para que puedas respondértelas tú mismo, y así saber si estás preparado para convertirte en el héroe de tu propia vida:

1ª) ¿Siento que puedo ir más allá de todo lo que he sido hasta este momento?

2ª) ¿Cuál sería mi gran contribución al mundo?

3ª) Cuando llegue el final de mi vida, ¿qué mensaje positivo deseo dar como enseñanza a los demás?

Para concluir este artículo, me gustaría compartir contigo esta magnífica cita del maestro Campbell que retrata a la perfección la grandeza y utilidad de todos los héroes que en el mundo son y han sido:

"Los héroes son personas que han triunfado tras superar todas las limitaciones humanas, como guerreros, chamanes, sanadores, santos y sabios. Todos ellos han inspirado, protegido, servido e iluminado a otros, y sus vidas se alzan como monumentos al gran potencial que reside en todos y en cada uno de nosotros.”

¡Porque ser Héroe es atreverse a ir más allá de todo lo que hemos sido hasta ahora para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos!






Manuel Marques

Coach para el Camino del Héroe

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada