domingo, 11 de octubre de 2015

Nuestro Compromiso con el Éxito


¿Estás realmente comprometido con el Éxito?

Hay una palabra que representa todo aquello que realmente anhelamos en la vida: Éxito. ¿Qué es el Éxito para ti? ¿Cómo lo representas? Cuando lo alcances, ¿qué veras, que sentirás, qué oirás, qué olerás, qué sentirás..?





Éxito se deriva de la palabra latina -el idioma de los antiguos romanos- “Éxitus”, que significa “Salida.”
Salir de la mediocridad para llegar a la Excelencia, para entrar en una nueva etapa, viviendo en plenitud, realizándonos, es decir, haciendo reales, como persona; en definitiva, Ser Nosotros Mismos, o dicho en otras palabras, ser nuestra Mejor -y más auténtica- versión.




Sin embargo, pocas personas pueden afirmar con sinceridad y sin mentir, que han alcanzado el éxito en sus vidas, es decir, un verdadero éxito, completo, sin sacrificar nada esencial de si mismos ni perjudicar a otros. ¿Por qué?
Porque el Éxito exige Autenticidad, y esto conlleva inevitablemente hacer cambios en nuestra forma de ser y hacer, dando muerte al personaje creado para satisfacer y ser aceptado en nuestro entorno y en la sociedad:

"Hay que librarse de la vieja piel para que para que pueda salir la nueva. Si nos fijamos en lo viejo nos atascamos. Cuando nos aferramos a cualquier forma corremos riesgo de putrefacción.El infierno es la vida secándose. Al atesorar, al que en nosotros quiere quedarse, aferrarse, debemos matarlo.”

Joseph Campbell





Todos -o al menos la inmensa mayoría de nosotros- hemos sido manipulados psicológicamente para el conformismo, la obediencia, la mediocridad, y en definitiva, para el fracaso...





¡Y aquí nos enfrentamos al mayor de todos los obstáculos! Nuestra persistente resistencia al cambio. Somos increíble y absurdamente contrarios al cambio; pretendemos permanecer en nuestra Zona de Comodidad mientras el resto del Universo cambia y evoluciona, exigiendo que sea el mundo, la vida y el resto de la gente quienes cambien para adaptarse a nuestros planes y deseos.






"La mayoría de la gente no acude a terapia a curarse, sino a perfeccionar su neurosis.”

Milton Erickson, terapeuta

Y él no fue el único en afirmarlo...






Aquí puedes leer más sobre este tema, que amplío y profundizo en estos dos artículos:

El Cambio -en mayúsculas- en necesario para nuestro desarrollo como seres humanos, porque fuimos obligados a renunciar a nuestra Autenticidad cuando éramos niños, por imposición de personas que también habían hecho lo mismo, y que buscando nuestro bien nos arrojaron al mayor de todos los males, que es vivir desde la falsedad, de espaldas a nosotros mismos, traicionando aquello que realmente estamos llamados a ser.
Así comienza el Camino del Héroe; esta es la motivación que nos pone en marcha, para recuperar aquello que aún podemos ser, y poner fin al absurdo drama de nuestra vida...






Una experiencia en la cual viviremos una auténtica Muerte Iniciática, muriendo a lo que fuimos para renacer a lo que verdaderamente somos. ¡Solo así alcanzarás el verdadero Éxito!






De este modo jamás habrás de pronunciar estas palabras, que la tanatóloga Elizabeth Kübler-Ross recogió de sus pacientes, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, creyentes y no creyentes, último testimonio de una vida de traición a uno mismo:
"Me arrepiento de lo que no hice en mi vida, y ahora se que ya no puedo hacer nada, porque mi tiempo en el mundo se ha acabado.”

Por tanto, recuerda y pon en práctica en tu vida, desde el día de hoy, la siguiente fórmula: 
Hacernos Conscientes de nuestra Falsedad → Obrar el Cambio hacia la → Autenticidad (Ser Nosotros Mismos, y desarrollar todo nuestro Potencial) = Alcanzar el Éxito

En un próximo artículo conoceremos a dos de los grandes aliados del fracaso: El Miedo, y la Culpa; y nos enfrentaremos de nuevo al Otro en Nosotros, nuestro Gran Adversario y Maestro.

Manuel Marques Robles

Coach para el Camino del Héroe



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada