lunes, 6 de abril de 2015

El Ciclo del Héroe: La Prueba Final y la Resurrección del Héroe


Recibir para Dar


Vas a cruzar el último de los Umbrales de tu Viaje Heroico... ¡Te enfrentas a la Prueba Final, oh Héroe o Heroína de tu vida! ¿Estás preparad@ para ello?





Pero, ¿en qué consiste esta prueba? Pues en sencillo, simplemente has de elegir qué haces con el Poder que has conquistado en tu Aventura, y en consecuencia, hacia dónde vas a orientar tu vida: Hacia el servicio a los demás, a través del Don que has descubierto en tu Camino Heroico, o por el contrario vas a servirte de él únicamente para satisfacer tus propios deseos y ambiciones.

 

  
Una de las características de todo Héroe o Heroína es la Generosidad, pues al final de su Aventura, o a lo largo de ella, comprenden que todos vivimos para algo más importante y profundo que nosotros mismos. Ellos prosiguen su Camino más allá de su propia individualidad.






Se han enfrentado y vencido a su propio y mezquino Egoísmo; el mismo Egoísmo que les hubiera traicionado y aprisionado en el más profundo de los infiernos...
Como muy acertadamente afirmó Joseph Campbell, el gran divulgador del Arquetipo del Héroe, la Aventura nunca se ha de dar por terminada, pues las pruebas y tentaciones nos acecharán hasta el último día de nuestra vida, y los Héroes, cuando creen que ya han superado todas las pruebas y aprendido todo lo que necesitan aprender, se convierten en señores de su propia -y única- verdad, pasando de ser faros de luz para sí mismos y los demás a convertirse en tiranos arrogantes.
El Nauatl (Chaman de la Tradición Tolteca) Don Juan Matus, le explicaba a su discípulo Carlos Castaneda que:


"El Poder nos obedece pero también nos ordena, nos sirve pero también nos exige; porque el Poder no es nuestro, sino que pertenece al mundo del Nagual, y actúa a través de nosotros cuando somos impecables.”





El Séptimo Arte nos ofrece dos ejemplos muy buenos y conocidos de dos Héroes que se enfrentan a esta gran prueba:
El primero de ellos es Darth Vader, el siniestro servidor del Lado Oscuro de la Fuerza, y mano derecha del Emperador Tirano Palpatine, quienes son parte del elenco de personajes principales de la Trilogía de “La Guerra de las Galaxias.”






Él fue un gran Caballero Jedi, pero su miedo y su ambición sin límites le traicionaron, y abandonó el servicio al Bien para satisfacer sus ambiciones y conjurar sus miedos sirviendo al Mal, representado en la trilogía por el malvado senador Palpatine, convertido en Emperador gracias a la ayuda de antiguo Caballero Jedi Anakin Skywalker, quien traicionó a los suyos, y con ello a la República, abriendo el camino a la fundación de un Imperio basado en la fuerza de un miedo que se extendió por toda la galaxia.
Esta es una película, pero así sucede en la vida real, aunque de uno modo mucho más prosaico; sin embargo, he tenido ocasión de conocer en mi vida a más de un Darth Vader...
El segundo de ellos es Neo, el protagonista de la Saga “Matrix,” quien hace una elección diferente, y decide asumir su papel como “El Elegido,” implicándose en la lucha contra Matrix y sus agentes, para darle a la Humanidad la oportunidad de liberarse de su esclavitud.





Al tomar la decisión el Héroe muere como implacable luchador contra su propia Sombra y resucita como Guerrero de Luz; es decir, nace en él la persona que va a ser a partir de ese momento, Consciente, Poderosa, Generosa y Comprometida con su misión. ¿Y cuál puede ser mi misión?





Desde mi experiencia te puedo responder que será aquella que tú hayas elegido de corazón, ahora que ya sabes realmente quien eres, pero siendo ésta diferente como lo es cada persona en esta vida, siempre habrá algo en común, y es que de algún modo vas a contribuir con tu nueva forma de ser a que un mundo mejor sea una realidad palpable y posible, ya sea a través del desempeño de tu profesión, desde una empresa, una ONG, una institución, etc.






O simplemente con tu propio y vivo ejemplo como persona, a la vista de todo aquel que esté preparado para ver y actuar en consecuencia, porque ser un ejemplo de Ser Humano realizado, que se está conquistando a sí mismo y viviendo al fin una vida plena, es por sí mismo una poderosa forma de cambiar el mundo, pues hay muchas personas que tienen la actitud y la determinación de crecer interiormente, de llegar a ser ellas mismas, pero desgraciadamente no encuentran a su alrededor ejemplos vivos de ello, sino más bien de todo lo contrario.






En este sentido, la Sabiduría Tradicional recalca que “el ejemplo es la forma iniciática de la enseñanza,” y precisamente todos los grandes maestros, líderes y demás personas que han obrado prodigios en su propia vida y con ello han cambiado el mundo para mejor, desde Sócrates, Jesucristo, Mahatma Gandhi, la Madre Teresa de Calcuta, Nelson Mandela, etc, han enseñado en primer lugar con su ejemplo, y después con sus palabras; uno de ellos, el Mahatma Gandhi, nos legó la siguiente enseñanza: Sé el cambio que quieres ver en el mundo.”




Y para conseguirlo aún hemos de dar un último y definitivo Paso: Regresar al Mundo Ordinario, es decir, a nuestro añorado mundo de cada día, llevando con nosotros el Don Único y compartiéndolo con todos aquellos que están preparados para recibirlo. ¡A por ello!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada