martes, 3 de marzo de 2015

El Ciclo del Héroe: El Acercamiento a la Cueva Profunda


¡Llega la hora de la verdad!


Todos los Pasos que hemos dado hasta aquí han sido simplemente una preparación para lo que viene a continuación: La verdadera confrontación con lo que somos en realidad... Nuestra Luz y nuestra Sombra.




Aunque esto sucederá cuando penetremos en “La Cueva Profunda,” los prodigios comenzarán a partir de ahora, pues tomaremos Conciencia de que la vida es mucho más de lo que pueden captar nuestros limitados sentidos y puede interpretar nuestra mente lógica y racional.




¿Pero qué es La Cueva Profunda? Es un símbolo –y muy apropiado- del Inconsciente. Para los griegos y romanos de la antigüedad, así como para muchos otros pueblos, el Inframundo o lo que en el occidente cristiano se llamaría el Infierno, se encontraba bajo la tierra, como un verdadero y oscuro espejo del mundo real, que en este caso era subterráneo, y al cual llamaban “El Hades.” Este era el reino de lo oculto, de lo misterioso, de donde veníamos y a donde regresábamos al morir nuestros cuerpos.




Es, por sus características –oscuridad, humedad, silencio y desconocimiento- una imagen perfecta para Lo Inconsciente del cual también participamos, y en mucha mayor medida que de Lo Consciente.
En el libro de Alexis Carrol, “Alicia en el país de las maravillas,” el conejo le hace a Alicia esta inquietante pregunta: “¿Cuánto quieres adentrarte en la madriguera, Alicia?”




¿Cuál sería tu contestación? ¿Cómo de importantes son para ti las preguntas que te haces y para las cuales ansías una respuesta?
La Madriguera” es también un símbolo del Inconsciente, análogo al de “La Cueva,” utilizado en este libro para niños que al igual que otros, como por ejemplo “La Historia Interminable,” o “El mago de Oz,” fue escrito para que los niños durmiesen y los adultos despertasen, tal y como enseñó el psicólogo y escritor Bruno Betellheim.
Y cuanto más nos adentremos en ella más respuestas encontraremos… ¡Pero cuidado! Hay un límite razonable para todo, y si nos adentramos demasiado y por más tiempo del necesario puede que después no queramos o no podamos salir.
Esto que te acabo de señalar es también uno de los desafíos que enfrenta el Héroe en su camino de regreso desde el mundo en donde a vivido su aventura hasta el mundo que necesita el Don que él ha conquistado.




Mi experiencia personal en este paso tuvo relación con empezar a conocer la verdadera historia de mi familia, porque muchas de mis dificultades tenían que ver con ella, y hasta que comencé a indagar y a tirar de la cuerda, no me di cuenta de ello; fue entonces cuando vi con la mayor claridad el nudo gordiano que me mantenía atado a mis problemas.



 
Nuestro Inconsciente se extiende a lo largo de varios niveles, cada uno más profundo que el anterior, comenzando por el individual, siguiendo por el familiar de origen y en su caso el de la familia de adopción, el del pueblo o nación a la cual pertenecemos, dicho en términos sistémicos, y finalmente el de la Humanidad en su conjunto.
Este ha sido siempre uno de los pasos más difíciles para el Héroe, como queda reflejado en los Mitos de todos los tiempos, pero es asimismo un paso inevitable y necesario para hallar la respuesta a nuestras preguntas, que desde un principio han estado allí esperando a que bajáramos a buscarlas, pero han sido nuestra ignorancia o nuestro miedo quienes nos han impedido hacerlo hasta el momento presente; sin embargo, ahora ya lo sabemos, ¡es nuestra oportunidad!




Si deseas saber más sobre el fascinante Ciclo del Héroe, aquí puedes leer el último artículo:

En él encontrarás además los links a todo el trabajo publicado hasta ahora sobre el desafiante y atemporal Ciclo del Héroe.

¡Nos vemos en el Camino!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada