lunes, 29 de septiembre de 2014

El Camino del Héroe Emprendedor, 2ª Parte


Regresando al mundo para compartir nuestro Don Único


Ser Emprendedor es una manera de vivir la vida, en la cual damos lo mejor de nosotros mismos, sumando Entusiasmo y Pasión para hacer de nuestra Vocación una Profesión -con mayúsculas- y un Camino de Prosperidad.



 
Y has de saber que este es un Camino que transcurre por dos senderos: El primero de ellos está plagado de miedos, dudas y creencias limitantes; el segundo lo está de obstáculos, trampas y limitaciones de todo tipo, sembradas por la sociedad para mantener el status quo, y que todo permanezca igual, sin cambios.
El primero es el más importante de ambos senderos, pues es precisamente el que recorre la distancia que existe entre nuestro Yo del presente, con toda su carga de miedos, dudas y creencias limitantes, y el Yo del futuro, aquel que habrá superado todos los desafíos y ya aligerado de tan nefasta carga, se alzará triunfante para hacer realidad sus Sueños.
Esta es la que yo llamo la Vía Interna del Héroe Emprendedor.




El segundo de los senderos es el reflejo del primero en el mundo exterior, porque aquello que somos se manifiesta en todo lo que vemos a nuestro alrededor. Los obstáculos que se alzan ante nosotros son una plasmación de nuestros “no se,” “no puedo,” “es imposible...” Como una llamada de atención para que tomemos consciencia de ellos y los superemos, y también, como no podía ser menos, como una piedra de toque para que afilemos nuestras armas.
Y esta es la Vía Externa de este Héroe contemporáneo que llamamos Emprendedor. 




Son como el Juego Interno y el Juego Externo que menciona Tim Gallwey, el fundador del Coaching moderno, quien desarrolló su método de desarrollo personal aplicando las bases de su propia experiencia como entrenador profesional de tenis a cualquier actividad que realicemos en nuestra vida.
En esta 2ª Parte del artículo seguiremos la Vía Interna. ¿Cuáles son entonces, desde esta perspectiva, las cualidades fundamentales y los requisitos necesarios para triunfar como Emprendedor?
Según mi experiencia personal como Emprendedor y peregrino de mi propio Camino del Héroe, son las siguientes:

1ª. Conocerse a uno mismo. Has de saber quién eres, para, en primer lugar, ser consciente de tu Don Único, que es precisamente aquella cualidad que te hace diferente y te abre una puerta que solo tú puedes cruzar. 



 
En segundo lugar, debes conocer tus debilidades, porque ellas son las únicas que te pueden traicionar en los momentos críticos.
Tus dudas, tus carencias emocionales, tu necesidad de demostrar lo que vales a los demás para que ellos te valoren -sobretodo cuanto tú mismo no eres capaz de hacerlo- tus miedos, tus creencias irracionales -todos tenemos alguna- y en resumen, todo aquello que te pueda hacer caer para no volver a levantarte.
Por último, y no menos importante, has de reconocer a tu propia Sombra en cada paso que des, y en cada situación y persona que te encuentres en tu camino como Emprendedor.
La Sombra es nuestro Alter Ego, es decir, nuestro otro Yo, formado por todo aquello que hemos rechazado de nosotros mismos... ¿Y por qué es tan importante conocer a mi Sombra?
Porque en ella se halla todo el Poder al cual hemos renunciado desde que comenzamos a vivir en este mundo, y recuperar este Poder es una condición imprescindible para poder hacer realidad cualquier Sueño que merezca la pena, superando los múltiples obstáculos que la sociedad pondrá en nuestro camino. 

 


Si quieres saber más sobre este tema tan apasionante, aquí tienes este link:

2ª. Creer en Uno Mismo. ¡Tú eres tu primer Fan! Y también el primer enamorado de tu producto o de tu servicio. Si no crees en tus habilidades, en tu profesionalidad, en la calidad de lo que ofreces, ¿quién va a creer en ello?
El resto del mundo será un fiel reflejo de aquello que tú pienses y sientas acerca de quién eres y qué eres capaz de hacer, y la falta de Fe en ti mismo y en trabajo, inevitablemente cavará un profundo agujero bajo tus pies, en el cual corres el peligro de desaparecer...




Cuando crees en ti mismo, cuando esa creencia es una Certeza que se expresa con tu mirada, tus argumentos, tus sentimientos, tus emociones, y tu forma de comunicarte, el mundo te respetará y se inclinará ante ti, y aunque haya quienes te den la espalda y se nieguen a reconocer tus méritos, al fin encontrarás tu lugar y tu senda hacia la Prosperidad. ¡Es Ley de Vida!

3ª. Alinéarnos con el sistema del cual formamos parte. ¿A qué me refiero con esto? Es muy sencillo, nadie existe como una entidad aislada, todos estamos interrelacionados, porque somos un sistema que forma parte de otro sistema mayor, que a su vez lo es de otro aún más grande, y así ad infinitum.
Esto sucede a todos los niveles; el más fácil de observar es el físico, pues nuestro cuerpo está formado por sistemas con funciones específicas, que se componen de órganos, formados por células, compuestas de átomos, etc.
A nivel social es igual, somos individuos nacidos en el seno de una pequeña familia, que a su vez forma parte de un grupo familiar mayor, y a partir de ahí, a niveles cada vez mayores, llegamos a ese gran grupo de seres llamado Humanidad. 
 



Y dentro de esta red de interrelaciones influimos sobre los demás y también somos influidos por ellos, tanto a nivel horizontal, es decir, en tiempo presente, como a nivel vertical, porque el pasado, con su gran carga psicológica nos influye, al igual que nuestras acciones de hoy están creando un puente hacia un futuro que puede ser mejor o peor.
Este punto ha sido ampliamente demostrado y documentado, tanto por la ciencia de la Epigenética, como por los procesos de Coaching Sistémico y las Constelaciones Familiares y Laborales. 




Por tanto, cuando estamos alineados el Sistema apoya nuestros esfuerzos, y entonces nuestro éxito es seguro; pero cuando estamos enfrentados a nuestro propio sistema, éste hará lo necesario para sabotear nuestros mejores esfuerzos.

¡Y por hoy llegamos hasta aquí! La semana que viene, en la 3ª y última Parte de este artículo seguiremos la Vía Externa del Emprendedor, llena de interesantes desafíos, los cuales, sin ninguna duda, nos harán más fuertes e inteligentes.
¡Ahí nos vemos!

Si no has podido leer la 1ª Parte de este artículo, aquí puedes hacerlo:

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada