martes, 18 de marzo de 2014

Hacer para Ser


Pasión, Maestría y Felicidad


¿Qué es para ti la Felicidad? ¡Esta es una pregunta que puede tener muchas respuestas!
Para algunas personas -en realidad para una mayoría- consiste en tener cosas que te procuran felicidad: Una casa cómoda y espaciosa en una zona residencial, un automóvil potente y rápido, una vida social alegre y divertida...
Para otros -una creciente minoría, consiste más bien en practicar una actividad que les apasiona, relacionada con sus habilidades, con su talentos, y que les lleva a alcanzar una verdadera maestría en su desempeño.


Cada vez más personas en todo el mundo unimos nuestra maestría a nuestro desempeño profesional, o sea, prosperamos -en todos los aspectos, y no solamente en lo económico- haciendo aquello que realmente nos gusta, ¡y disfrutando plenamente con ello!


En este sentido, el gran desafío para el Héroe y la Heroína en su Camino, es encontrar su propio Don, aquel talento o habilidad, que bien entrenado y trabajado les llevará a ser auténticos maestros en su campo.
Cuando una persona me pregunta cómo pueden averiguar cuál es su Don, siempre le respondo que comience por buscar en aquello que realmente le apasiona hacer; algo tan motivante que seguiría haciéndolo con entusiasmo hasta el último día de su vida, incluso aunque tuviera en sus manos todo el dinero necesario para poder vivir sin trabajar...


En relación a este tema, deseo compartir contigo la interesante conclusión -y muy oportuna enseñanza- que un original y muy aplaudido psicólogo, de apellido inpronunciable, lleva aplicando muchos años, la Fluidez o Estado de Plenitud de Recursos, aplicada a la vida cotidiana: 
 


La mayor parte de la gente cree que la comodidad material y el ocio relajante son aquellas cosas que a uno le hacen la vida feliz y placentera. El cielo en la Tierra, piensan ellos, consiste en no tener nada que hacer y gozar de pleno entretenimiento para distraerse.
Pero a largo plazo esta creencia es errónea. Contrariamente a la opinión popular, los momentos más placenteros y satisfactorios, aquellos que dan plena felicidad y satisfacción a la vida, son habitualmente aquellos en los cuales haces que algo ocurra, cuando conseguimos algo difícil con nuestro cerebro o con nuestros músculos.
Aunque muchos de nosotros luchamos por ser superconsumidores (comprando lujosos coches, grandiosos televisores, yendo a lugares exóticos de vacaciones...), la verdad es que éstas no son las cosas que nos harán felices. Consumir entretenimiento mata el tiempo y aligera el aburrimiento, pero raramente nos hace sentir bien con nosotros mismos.
La vida es más apasionante cuando estamos profundamente implicados en un desafío complejo. La mejor estrategia para disfrutar de la vida es desarrollar cualquier habilidad que uno tenga y utilizarla lo más ampliamente posible. “


Mihaly Csikszentmihalyi
Psicólogo, de su libro “Fluir en el deporte.”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada