domingo, 30 de marzo de 2014

El origen del Camino del Héroe, 1ª Parte


Cómo ha llegado hasta nosotros.


En realidad, siempre ha estado aquí, acompañándonos con su mensaje desde el principio de los tiempos...


Al principio, y durante miles de años, a través de la tradición oral, después, y desde el Renacimiento, mediante la palabra escrita, gracias a la invención de la imprenta, aunque solamente unas pocas personas pudieran beneficiarse de ello, pues eran quienes sabían leer; para el resto, el pueblo llano, el teatro actuó como el vehículo de transmisión del mensaje, recuperando en parte la misión educativa original que el Teatro Mistérico tuvo en sus inicios.


A partir de la segunda mitad del siglo XIX, gracias a la afortunada y creciente escolarización de la población en Europa y América, las antiguas sagas mitológicas como “La Iliada,” “La Odisea,” y el “Mahabárata” de La India, recién descubierto para occidente, así como los nuevos relatos basados en el Arquetipo del Héroe, como por ejemplo “Alicia en el País de las Maravillas,” llevaron al gran público, incluso desde la infancia, el poderoso y esperanzador mensaje del Héroe.


Hoy en día, y desde su popularización, ha sido el cine, el Séptimo Arte, el que ha recogido el testigo como transmisor del atemporal mensaje del Camino del Héroe.


Para ilustrar el papel educador del Arquetipo del Héroe, voy a compartir con vosotros un texto muy interesante y esclarecedor, tomado del libro “Ontología del lenguaje,” escrito por Rafael Echevarría, fundador de la corriente latinoamericana de Coaching:

"Los poetas, los responsables entonces de la educación, cumplían con su función de enseñar relatando historias épicas o fábulas, narraciones sobre acciones realizadas por humanos, héroes y dioses. De esta forma, se sabía lo que era la piedad, el amor o la perfidia a través de las acciones realizadas por los personajes de esas historias.
Por ejemplo, se accedía a la sabiduría obrando a la manera de aquéllos a quienes la comunidad, a través de estos relatos, como en el caso de Ulises, consideraba sabios. Se aprendía la valentía obrando según aquellos que la comunidad, en sus historias, consideraba valientes, como Aquiles.”


¡Interesante! ¿Verdad? Aprovechamos las enseñanzas del Mito gracias a nuestra humana tendencia a emular a aquellos a los admiramos y seguimos, que en este caso, y a diferencia de muchos de los ídolos del mundo actual, eran verdaderos ejemplo de virtudes y cualidades humanas.
Mucho más cercano en el tiempo que los relatos de la Mitología Clásica, fue la inmortal obra de Miguel de Cervantes, “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha;” y basándose en ella, dos grandes pensadores españoles, José Ortega y Gasset y Miguel de Unamuno, escribieron a principios del pasado siglo XX, dos libros que tratan en profundidad, tomando como ejemplo la figura del Caballero de la Triste Figura, la idea del Héroe y su aplicación a nuestra vida cotidiana.


El primero de ellos se titula “Meditaciones del Quijote,” y fue escrito en 1.914 ¡hace justamente un siglo! El segundo, titulado “Vida de Don Quijote y Sancho,” lo fue en 1.905. Voy a compartir con vosotros un texto tomado de la primera obra, que nos habla con claridad meridiana, sobre el verdadero sentido del Ser Héroe:

"Ser Héroe consiste en Ser Uno, Uno Mismo. Si nos resistimos a que la herencia, a que lo circunstante, nos impongan unas acciones determinadas, es que buscamos asentar en nosotros, y sólo en nosotros, el origen de nuestros actos.
Cuando el héroe quiere, no son los antepasados en él o los usos del presente quienes quieren, sino él mismo. Y este querer él ser él mismo es la heroicidad.”

El auténtico heroísmo, el que podemos vivir cada uno de nosotros, reflejado a través de la figura de Don Quijote, que si bien es héroe de ficción, retrata a la perfección el viejo heroísmo hispano, hoy tan mal entendido en nuestra moderna, descreída y confusa sociedad.
Si deseas saber más sobre los relatos antiguos y contemporáneos que desde la Literatura Universal nos han transmitido el mensaje del Arquetipo del Héroe, te invito a leer este post:

¡Muy bien! Hemos llegado al final de la 1º Parte... En breve podrás leer la 2ª, apasionante y sorprendente, que nos llevará hasta el día de hoy.



Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada